Dahyana: “Ahora yo tomo mis propias decisiones, ahora yo decido”

dahy dia 1

Por Cobertura Colaborativa #AbsoluciónParaDahyana

27 de noviembre.
El día del juicio llegó

Dahyana estuvo ahí, sentada. En esa sala de audiencias. En los tribunales penales de Córdoba. En el banquillo de los acusados. A tan solo metros de Luis Orona, el responsable de la muerte de su hija Selene.

Aunque parezca increíble.

Aunque nos haga ruido pensar que así actúa la “justicia” (¡cuando aprenderemos y empezaremos a hablar de sistema judicial? ¡justicia es la que hacemos y haremos los pueblos!).

Aunque sepamos que Dahy tendría que haber estado sentada del otro lado. Del lado de quien aún tiene que sanarse de las heridas. De quien aún hace enormes esfuerzos para recuperarse del dolor. De quien cada día tiene que imaginar cómo es posible una vida distinta. De quien, como afirmó hoy frente al tribunal y el jurado popular, y el fiscal, y lxs abogadxs, y el público… recién hoy está pudiendo comprender la dimensión del horror que vivió durante años.

Pero no estuvo sola. Dahyana nunca más estará sola. Con Dahyana estuvimos todas. Las compañeras de la Mesa por su Absolución, claro, pero muchas más. Estuvieron todas esas mujeres sobre cuya vida cotidianamente se derrama la violencia machista, aquellas que sobreviven mediante increíbles estrategias hasta que logran -si lo hacen- decir basta. Estuvieron las que pudieron decirlo y sobrevivir. Estuvieron también las que dijeron basta y sufrieron sobre su cuerpo la ira de un sistema que las/nos necesita sumisas y que nos prefiere muertas antes que libres.

Dahyana nunca más estará sola. Encontró a otras que, por primera vez, la escucharon. Y la abrazaron. Y lloraron con ella la muerte de su hija. Y limpiaron sus ojos con lágrimas por los años de violencia. Otras en las que se vio reflejada. En las que pudo refugiarse. Y armarse.

Hoy se lo dijo al tribunal y al jurado popular. Bien claro. Después de quebrarse diciendo que quería recuperar a sus hijxs. Lxs miró de frente y afirmó sin dudar: “A lo mejor hoy me doy cuenta, porque antes vivía situaciones de violencia con mis padres. Y con él también. Y no me daba cuenta. Ahora yo tomo mis propias decisiones, ahora yo decido. Nadie me manda ni nadie me tiene a los golpes, ni nadie me discrimina. Ahora es otra cosa. Antes no podía ir al colegio y ahora sí. Ahora soy más independiente que antes. Con todo lo que me pasó, dos hijos perdí, porque tampoco lo tengo al otro. Todo lo que me pasó y ahora me doy cuenta de todas las cosas que tenía que decir, que era manipulada todo el tiempo. Hoy me doy cuenta“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s